15 problemas que los niños de hoy en día nunca tendrán

Cuando un programa dejaba de responder y parecía que te habías pasado el Solitario.

Cuando jugar al pinball en el PC era toda una hazaña. (pero además podías jugarlo en la vida real)

Cuando madrugabas más para ver tus dibujos animados favoritos.

Cuando había que navegar entre miles de ventanas para llegar al archivo o programa deseado.

Cuando después de grabar un CD de música tu equipo no lo reconocía.

Cuando no era raro ver que tendrías que esperar 39 años para copiar o guardar algo.

Cuando abrías la tapa de la bola del ratón para limpiarlo y encontrabas dentro más pelusa que en tus propias pelotas.

Cuando no podías encontrar tu disco favorito para escucharlo en tu ultramoderna radio del coche con lector de CD.

Cuando debías esperar una eternidad para descargar una sola canción.

Cuando tenías que alquilar las películas para poder verlas en casa y de paso mirabas de reojo la sección de adultos para luego hacerte pajas de memoria.

Cuando perdías una de las minas y adiós lápiz.

Cuando ya no había más sitio para nuevos mensajes de texto.

Cuando debías decidir entre tener acceso a Internet o al teléfono.

Cuando rebobinabas los cassettes con el dedo o un bolígrafo creyéndote un Cowboy.

Por favor, comparte si te ha gustado este post.

También te podría gustar...